Chanel compró una bodega de rosé en Provence

La etiqueta conocida por los trajes rosas pronto venderá más vino rosado.

Después de un tiempo, la mayoría de las grandes tendencias de bebidas finalmente van desapareciendo. Lo que nos hace preguntarnos si, después de años en el centro de atención, la emoción en torno a los vinos rosados está perdiendo fuerza. Bueno, aquí hay algunas noticias que indican lo contrario: Chanel, una de las casas de moda más prestigiosas del mundo, ha comprado una bodega en la región de rosé más famosa de Francia, Provence, lo que significa que la marca conocida por su alta costura está a punto de comenzar a vender vino.

Después de una larga negociación, el grupo Chanel supuestamente se apoderó de Domaine de l’Ile, una bodega ubicada en la pequeña isla de Porquerolles, ubicada cerca de la costa sur de Francia. Aunque el viñedo orgánico de 75 acres produce vino tinto, blanco y rosado, este último representa aproximadamente el 70 por ciento de su producción anual, aproximadamente 15,000 cajas.

También te puede interesar: Los Best New Chefs te invitan al festival Food and Wine Mx

“La idea es continuar el increíble trabajo que el actual propietario, Sébastien Le Ber, ha estado haciendo”, dijo el enólogo jefe de Chanel, Nicolas Audebert, a Wine Spectator.

“Sébastien ha estado buscando vender durante dos años. Su elección de vendernos fue porque no estamos llegando con un plan diferente… no queremos cambiar las variedades, pero la proporción podría ser ligeramente diferente”. Audebert también dijo que el plan es mantener el enfoque de la bodega en el rosado, pero estaba entusiasmado con la posibilidad de producir más vinos blancos también. Mientras tanto, The Drinks Business informa que Le Ber mantendrá cierta presencia en el viñedo como accionista minoritario.

Chanel ciertamente no es nuevo en el vino. La compañía francesa, ya tiene otras cuatro bodegas. Tres en Burdeos: Chateau Rauzan-Ségla (comprada en 1994), Chateau Canon (comprada en 1996) y Chateau Berliquet (comprada en 2017) y una en el Valle de Napa llamada St. Supéry Estate Vineyards and Winery (comprada en 2015).

Pero ciertamente, ya sea intencional o no, la compra de Chanel de un viñedo provenzal con una inclinación hacia el rosado parecería indicar que este color todavía está a la moda… al menos hasta que Chanel nos diga lo contrario.