Bares, cantinas y antros podrán reabrir como restaurantes

Buenas noticias para la ciudad y los que trabajan en bares
coronavirus, semáforo naranja, reapertura de restaurantes

Tenemos una buena noticia en medio del caos en el que hemos vivido a partir de la pandemia de Covid-19. Los bares, cantinas y antros podrán reabrir siempre que cambien de giro a restaurantes o fondas y cumplan con los horarios y medidas sanitarias que las autoridades estipulan, como parte del programa Reabre. 

El programa “Reabre: Reapertura de Bares a Restaurantes” es una medida temporal hasta que la Ciudad esté en semáforo verde, la cual permitirá que los establecimientos cambien su giro a restaurantes. El trámite es gratuito, para hacerlo los bares deberán presentar la documentación solicitada y seguir las indicaciones sanitarias.

La noticia se dio a conocer el 7 de agosto en una conferencia y en la cuenta de Twitter de la Secretaría de Salud de la Ciudad, así como en la de la jefa de gobierno, Claudia Sheimbaum, en donde indicó que esta medida sería para evitar la pérdida de más empleos. 

¿Cómo será el cambio de bares a restaurantes?

Algunas de las medidas que deberán llevar a cabo los restaurantes son: 

  • Priorizar la mesas en espacios abiertos, los que lo hagan podrán tener una aforo del 40% (sumando el interior y exterior), de lo contrario, el aforo es de 30%.
  • Usar ventilación natural o un sistema de ventilación con recirculación de un mínimo de 30% hacia el exterior.
  • Música ambiental a un volumen máximo de 62 decibeles.
  • Uso obligatorio de careta y cubreboca todo el tiempo para los meseros. 
  • No fumar.
  • Fomentar el pago por medios electrónicos y colocar la propina en lugares señalados.

La jefa de gobierno manifestó que estas medidas de avance en cuanto a aperturas de establecimientos han podido tomarse gracias a que la sociedad ha seguido las medidas de seguridad, como el uso de cubrebocas, lavado frecuente de manos y “sana distancia”. 

Además, precisó que este paso no significa que los bares, cantinas y antros puedan abrir normalmente, sino que sólo podrán cambiar de giro para reducir los estragos económicos.