Albóndigas con hongos

albóndigas

Haz las albóndigas: En una cacerola pequeña derrite la mantequilla. Añade la harina; cocina a fuego moderado, batiendo, hasta que se forme una pasta gruesa, por 1 minuto. Poco a poco bate la leche y cocina hasta que espese, de 2 a 3 minutos. Raspa en un tazón grande y deja enfriar ligeramente. Agrega la aguja molida, el cerdo, los huevos, el perejil, el vino, el ajo, el pimentón, 2 cditas. de sal y 1 cdita. de pimienta; mezcla bien. Cubre y refrigera por unas 2 horas.

Forma con la mezcla de carne bolas de 3.5-4 cm. En una cacerola grande, calienta 2 cdas. de aceite. Enharina la mitad de las albóndigas. Cocina a calor moderadamente alto revolviendo hasta que las albóndigas estén doradas por todas partes, unos 8 minutos. Traslada a un plato. Haz lo mismo con las 2 cdas. de aceite y las albóndigas restantes; no limpies la cacerola.

Haz la salsa: Ralla las mitades de jitomate en los agujeros más grandes de un rallador de caja sobre un tazón hasta que queden solamente las pieles; desecha las pieles.

Agrega la cebolla, la zanahoria, el ajo y una pizca generosa de sal a la cacerola, y cocina a fuego moderado, revolviendo de vez en cuando, hasta que empiece a dorarse, durante unos 8 minutos. Agrega los jitomates y el pimentón, y hierve a fuego moderado hasta que el volumen de la mezcla se reduzca ligeramente, de 3 a 5 minutos. Incorpora la harina, luego agrega el vino y el brandy, y cocina a fuego lento hasta que empiece a espesarse, por 5 minutos. Transfiere a una licuadora y muele hasta conseguir una consistencia muy suave. Regresa la mezcla a la cacerola, bate en el caldo y lleva a ebullición. Condimenta con sal y pimienta.

Agrega las albóndigas a la salsa, cubre y cocina a calor moderadamente bajo hasta que estén cocidas por completo, unos 15 minutos. Destapa y cocina hasta que la salsa se espese ligeramente, durante 5 minutos. Incorpora el perejil, cubre y mantén caliente a calor muy bajo.

Mientras tanto, prepara los hongos  en una sartén grande. Calienta 2 cdas. de aceite hasta que burbujee, adiciona la mitad de los hongos, sazona con sal y pimienta y cocina a calor moderadamente alto, revolviendo ocasionalmente hasta dorar. Haz lo mismo con el aceite y los hongos restantes.Con una cuchara coloca en tazones las albóndigas y la salsa, luego cubre con los hongos y sirve.