Al igual que los pumpkin spice lattes y los cubos de dulces, las manzanas tienen la reputación de ser esencialmente otoñales. Pero a diferencia de los demás, está fruta es abundante durante todo el año. Si la temporada de la manzana en Estados Unidos es en septiembre y octubre, ¿cómo está el mercado a mediados de febrero? Lo más probable es que tengan un método para mantener un suministro constante de manzanas durante todo el año.

También te puede interesar: Receta del pay de manzana de Homero Simpson

Introducido por primera vez a fines de la década de 1920, el almacenamiento en atmósfera controlada o almacenamiento de CA es un método comprobado para ralentizar el proceso de maduración sellando la fruta en una habitación y regulando la temperatura, el oxígeno, el dióxido de carbono y los niveles de humedad.

“El día que abren la puerta, básicamente están en la misma condición en que fueron recogidos”, dice Norm Schultz, gerente de la granja en Linvilla Orchards en Media, Pensilvania. Esto pasa gracias a la reducción de los niveles de oxígeno y el aumento de la humedad y dióxido de carbono, según cuenta Schultz. La manzana por lo general dura de dos o tres meses sin ningún tipo de cuidado, con el almacenamiento de CA, puede durar entre ocho meses y un año.

En Linvilla, Schultz usa un estilo antiguo y dice que tú también puedes. A continuación, encuentra los consejos del agricultor para mantener fresca su propia cosecha después del último sorbo de un pumpkin spice latte de la temporada.

Elige las manzanas correctas

“Procura que sean más y de piel más gruesa, durará más”, dice Schultz. “Además, por alguna razón, las manzanas más tárticas, duran más que las dulces.” Por ejemplo, las Golden Delicious Bypass, que son más dulces y tiene una piel delgada, en su lugar opta por Granny Smith. “Es una manzana agria con una piel gruesa, así duran muy bien por cuatro meses”.

Manéjalas como si fueran huevos

Según Schultz, la gente debe ser más amable con su fruta. “El viejo dicho es cierto: una manzana podrida arruina a todo el grupo”, dice el granjero. Si la manzana tiene incluso un pequeño golpe, se descompone cada vez más rápido. “Vemos a los clientes tirar las manzanas en la bolsa, y llegan a la caja y las vuelcan, luego arrojan la bolsa en la parte trasera de su auto”, dice. “Si manipulas tu huevo de esa manera, no tienes la posibilidad de mantenerlo fresco durante meses”.

También te puede interesar: Cold Brew: Rompe con los mitos en tu forma de tomar café

Baja la temperatura

Sorprendentemente, las manzanas pueden (y deben) almacenarse a temperaturas muy bajas, idealmente entre 31 y 35 grados. “A algunos productos no les gusta estar fríos”, dice Schultz. “Si pones una calabaza a esa temperatura, no resistirá, en cambio las manzanas estarán perfectas”. Schultz sugiere almacenar las manzanas en una “nevera de cerveza”, es decir, un refrigerador extra en el sótano o garaje que no tienes en tu cocina, puedes mantenerla a una temperatura más baja. Sin embargo, si no tiene acceso a uno de estos refrigeradores mágicos, simplemente coloca tus manzanas en el cajón de verduras, ya que emiten etileno y otras frutas y verduras se echarán a perder más rápido.

Añade humedad

En la tienda de abarrotes, la frescura suele ser suficiente, pero en casa probablemente no tengas tiempo o se pueda hacer realidad. En su lugar, cúbrelas con una toalla de papel o déjalas en la bolsa de plástico para atrapar la humedad, pero con algunos agujeros para no atrapar el gas etileno.