Tarta Caramel

tarta

Para darle un toque distintivo, la chef Maricú Ortiz usa pasta sablée en esta tarta. La pasta sablée aporta una textura crujiente al postre. Prepárala y ve como tus seres queridos disfrutan de esta suculenta tarta.

  • Tiempo de preparación 1 hora

    Ingredientes

  • 3/4 taza de harina de trigo
  • ¼ taza de azúcar glass
  • 1 cucharada de avellana en polvo
  • ½ taza de mantequilla sin sal
  • 1 huevo mediano
  • Mantequilla y harina para enharinar
  • Dos puños de frijoles o lentejas
  • ½ taza de azúcar morena
  • 1/8 cucharadita de flor de sal
  • ¼ taza de avellana en polvo
  • ½ taza de harina de trigo
  • ½ taza de mantequilla fría
  • 1 ½ cucharada de crema para batir
  • 1 cucharada de agua
  • ¼ taza de leche condensada
  • ½ cucharada de vainilla
  • 1/8 cucharada de flor de sal (puedes sustituirlo por sal kosher)
  • ¼ taza de azúcar refinada
  • 1 ½ cucharada de agua
  • ¼ taza de glucosa
  • ¼ taza de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • ½ cucharadita de grenetina
  • 1 cucharada de agua
  • 1 taza de crema para batir
  • 1 cucharada de vainilla de Papantla
  • 1/8 taza de azúcar de refinada
  • 1/8 de cucharadita de sal
  • ¼ taza de avellanas troceadas ligeramente
  • ½ taza de chispas de chocolate con leche

    Pasos

  1. Para la pasta sablée: Precalienta el horno a 160° C. 1. En una batidora con pala mezcla todos los ingredientes secos: la harina, el azúcar glass y la avellana en polvo. Agrega la mantequilla fría. 2. Añade el huevo hasta que se integre por completo (aprox. 3 minutos). 3. Extiende la masa resultante entre 2 hojas de papel siliconado de 3 mm de espesor. Deja enfriar en el refrigerador por 25 minutos. 4. Engrasa con mantequilla y harina un molde para tartas desmontable y coloca la masa con tus dedos formando la base para la tarta. Coloca encima un aluminio hasta envolver. Añade frijoles o lentejas hasta cubrir todo el aluminio para que tu pasta sablée no se levante en el horno. Hornea a 160° C por 15 minutos o hasta que veas que está ligeramente dorada. Deja enfriar.
  2. Haz el streussel de avellana: mezcla todos los ingredientes secos: el azúcar morena, la flor de sal, la avellana en polvo y la harina. Agrega la mantequilla fría a mano hasta formar moronas finas. En una charola con papel siliconado coloca las moronas y refrigéralas por 15 minutos. Pasado ese tiempo, cuece a 160° C por 15 minutos. Enfría a temperatura ambiente. Coloca el streussel horneado sobre la base de la tarta cocida y reserva.
  3. Haz el caramelo suave: en una olla a fuego medio calienta la crema, el agua, la leche condensada, la vainilla y la flor de sal. En otra olla de acero inoxidable cocina la glucosa, el azúcar y el agua durante 5 minutos aprox. hasta obtener un caramelo rubio. Vierte los líquidos calientes en el caramelo rubio. Añade la mantequilla y cuece por 1 minuto más. Vacía esta mezcla sobre la base de la tarta cocida. Enfría en el refrigerador durante 20 minutos y reserva.
  4. Haz la chantilly de caramelo: hidrata la grenetina con agua a temperatura ambiente y déjala reposar de 5 a 10 minutos. Terminando este tiempo, ponla en un recipiente a fuego medio hasta que se diluya. En una olla a fuego medio calienta la crema con la vainilla por 2 minutos y retira. En otra olla a fuego medio pon el azúcar y deja cocinar hasta obtener un caramelo de color uniforme, sin utilizar agua. Diluye el caramelo con el líquido caliente (de la crema y la vainilla) poco a poco y moviendo constantemente con una pala de madera. Añade la sal y la grenetina fuera del fuego y cuela la mezcla sobre un bowl. Refrigera durante 24 horas. Al día siguiente pon la mezcla muy fría en la batidora y bate hasta obtener picos suaves durante 7 minutos a velocidad media alta.
  5. Para decorar: usando una espátula cubre la superficie de la tarta con la crema chantilly de caramelo. Decora con chispas de chocolate, leche y avellanas.