En Dinner in the Sky los comensales se sientan en una mesa suspendida en el aire a 45 metros del nivel del suelo, donde se sirve una cena o comida completas. En nuestro país hay cenas, desayunos y brunchs en Teotihuacán, Guadalajara, Monterrey y Querétaro donde han participado chefs como Massimo Bottura, Virgilio Martínez y la mexicana Martha Ortiz.

Recientemente probamos esta experiencia de la mano de la chef Lucy Noriega (una de las chefs oficiales de Dinner in the Sky México), quien nos platicó un poco de como funciona el proceso.

Para poder servir una comida completa a 45 metros de altura, hay una cocina fija muy cerca de la plataforma, donde preparan todos los alimentos y los dejan listos para emplatar arriba. El equipo de cocina se queda en tierra y los únicos integrantes dentro de la base flotante son la chef y dos asistentes, todos asegurados con arneses y preparados con guantes negros de latex para manipular los alimentos.

El primer tiempo ya está emplatado y listo para comer, colocado frente a ti, cubierto por un globo metálico. Una vez alcanzados los 45 metros de altura empieza la experiencia y con gran velocidad, los asistentes quitan los globos.

Minutos después viene el segundo plato, que en caso de ser caliente, se tiene que comer rápido porque se enfría.Todo ya está hecho con antelación pero se emplata y sirve al momento. Mientras la chef atiende a los invitados, los otros dos cocineros limpian y montan el plato fuerte para los 22 comensales (no caben más en la plataforma).

Para el postre todo es mucho más relajado porque ya no hay presión de terminárselo rápido y los comensales se empiezan a sentir más cómodos a ese nivel de altura. El descenso es momentos después del postre.