5 platillos que puedes hacer con un huevo

A veces abrimos la alacena y sólo queda uno de ellos, es hora de ponerse creativo.
platillos con huevo

El huevo es uno de los ingredientes más versátiles de la cocina en general. La mayoría (si no es que todas las cocinas del mundo) incluyen platillos que llevan este elemento: frito, pochado, hervido, revuelto y hasta dulce.

Y aunque por lo general se utilizan más de uno para hacer preparaciones elaboradas, en ocasiones nos vemos en la necesidad de ser creativos ya que solo nos queda un huevo en la alacena.

Horneado individual

Ya sea que uses un horno convencional o un hornito eléctrico, una buena opción para sacarle todo el provecho a tu huevo es colocarlo en un recipiente pequeño para revolverlo con un poco de leche, nuez moscada, pimienta y sal. Le puedes añadir lo que tengas a la mano: cuadritos de jitomate, jamón, cebollín, jitomate deshidratado, pimiento, salsa picosa o salsa de pasta y queso para derretir.

En sopa

Existen muchas opciones de hacerlo. Lo puedes añadir frito al final de una preparación como ramen o mole de olla, pero otra opción es añadirlo crudo casi al final del hervor, se harán como unos hilos que le darán un toque extra de sabor a tus preparaciones.

Con arroz

Nada como un arroz con un huevo frito encima y salsa recién hecha. Queda muy bien con arroz a la mexicana, verde, con mole e incluso arroz caldoso con pollo.

En pan tostado con aguacate

El avo toast, ha sido recreado en cientos de versiones, pero sin duda la ganadora para la hora del desayuno es con uno pochado o cocido encima. En lo personal, considero que queda muy bien en este orden: pan de masa madre, aguacate machacado con chile seco, sal y aceite de oliva, coronado con un huevo pochado partido a la mitad y rematado un poco de trucha ahumada. Ahora que si eres aventurero, unas gotas de limón lo hacen perfecto.

Huevo en ” la ventana”

El huevo en la ventana es fácil, rico y un platillo que a muchos nos hacían de pequeños. Consiste de cortar un cuadrado del centro de un pan de caja y tostar en un sartén con un poco de mantequilla, después colocar un huevo en el centro vacío y dejar que se cueza. Y aunque así queda perfecto, para elevarlo le puedes poner un poco de jamón picado, tocino frito, queso y cebollín.