¿Cómo asar chiles y no morir en el intento?

Si lo tuyo es hacer salsa a mano, no olvides tomar en cuenta estos pasos para toser (tanto) en el proceso.
chiles tatemados

Asar chiles al comal es una actividad común en la gastronomía mexicana, en especial en la preparación de salsas, adobos y moles. Pero cuando los quemas empiezan a soltar aceites y aromas picantes que probablemente te harán toser y  harán que tus ojos empiecen a lagrimear.

Es imposible saber el grado de picor y que tienen los chiles y sus posibles efectos, pero no está de más tomar algunas precauciones al momento de asarlos. Aquí te decimos la mejor manera de hacerlo sin sufrir demasiado.

También te pude interesar: ¿Cómo quitarle el picor a la comida?

Para prevenir:

Una buena opción es desvenar y quitar las semillas de los chiles antes de cocinarlos.

1. Utiliza guantes y corta la colita de los chiles.

2. Después haz un corte vertical de arriba hacia abajo, aplana con tus manos, con mucho cuidado y con ayuda de un cuchillo (casi acostado) retira las venas y semillas de cada chile.

3. Posteriormente los puedes asar. Este tip funciona muy bien cuando quieres hacer rajas.

tatemar chiles

Pixabay

Para tatemar:

1. En una estufa a fuego bajo, coloca tu comal o parrilla y deja que se caliente (puedes aventar algunas gotas de agua para verificar si está listo).

2. Al mismo tiempo lava muy bien los chiles, sécalos y si quieres, puedes quitar las semillas (como en el punto anterior).

3. Si los asas enteros, empieza por colocarlos en el comal de manera uniforme. Voltea cada uno esporádicamente, aquí puedes utilizar un tapabocas para evitar que empieces a toser.

4. Deja que se cocinen hasta que la piel esté completamente negra. Después, colócalos en una bolsa de sello hermético y deja que suden (por 1o minutos). De esta manera los remanentes de piel quemada se podrán quitar con mayor facilidad. Si lo deseas, puedes quitar las semillas y rabo.

Dependiendo de cómo te guste la salsa (medio cruda o más cocida), es el tiempo que los chiles deben estar en el comal. Toma esto en cuenta al asarlos.