Aprende a preparar tu propia salsa búfalo para alitas y boneless

El clásico sabor picosito de estos snacks.
salsa-búfalo

El origen de la salsa búfalo se remonta al mismo momento en que surgieron las “buffalo wings” y aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo es que se inventaron ni quién fue el responsable detrás de la creación, lo que sí sabemos es que provienen del lugar al que deben su nombre: Búfalo, Nueva York. 

Una de las versiones más conocidas sobre su creación es la que indica que al igual que las alitas, es obra de Teressa Belissimo, quien era propietaria del Anchoa Bar junto a su esposo y en 1964 tuvo la idea de un snack fácil y práctico para sus clientes que incluyó alas de pollo y una salsa picante.

También te puede interesar: ¿Cómo preparar alitas de pollo fácilmente?

La salsa búfalo se caracteriza por tener un picante sabor que combina con todo tipo de snacks, comenzó con las alitas y ahora básicamente la puedes utilizar con cualquier receta que incluya pollo como: boneless, hamburguesas, nuggets, popcorns y hasta costillas de cerdo. Pero va perfecto con diferentes platillos como pizza, papas fritas y verduras.

Lo más curioso es que la receta de la salsa búfalo es muy sencilla, únicamente consiste en tres ingredientes que son mantequilla fundida, vinagre y pimienta de cayena.

También te puede interesar: El arte de preparar pescado frito paso a paso

Una de las ventajas de aprender a preparar tu propia salsa búfalo es que además de cumplir tu antojo en cualquier momento, puedes elegir el nivel de picante que le darás según tus gustos; la clave está en las especias con las que complementarás tu receta.

Síguenos en Google News para mantenerte informado

Prepara tu propia salsa búfalo

  • Tiempo de preparación

    Ingredientes

  • ½ taza de mantequilla
  • 1 ¼ tazas de salsa picante de tu preferencia (puede ser menos si no la quieres tan picante)
  • 1 cucharada de vinagre
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimienta cayena
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharada de azúcar

    Pasos

  1. Derrite la mantequilla en una olla a fuego bajo. Agrega el resto de los ingredientes y mezcla para que se integren completamente. Deja hervir por 5 minutos, sirve directamente sobre tus snacks o deja enfríar y reserva en un frasco de vidrio.