The Balvenie llega a las mesas mexicanas para mostrar las cualidades de la malta escocesa

¡Bienvenido a México!
The-Balvenie

The Balvenie, el más artesanal de los whiskies escoceses Single Malt, recientemente tuvo su “presentación oficial” en México, con The Craftsmen Dinner, una cena-maridaje inspirada en la artesanía y ardua pasión, que la misma destilería de William Grant & Sons usa en sus procesos de elaboración del whisky.

También puedes leer: Sotheby’s subastará el whisky escocés de pura malta más antiguo del mundo de la destilería Glenlivet

Durante una noche, Christiano Prottti, embajador de The Balvenie, de la mano de Ana Dávalos, gerente de marca para México, fueron los anfitriones en Laguna México, un espacio colaborativo para producción en sitio que reúne a varios artesanos de lujo, emprendedores y líderes de diseño, arquitectura, urbanismo, gastronomía y arte, donde alguna vez existió una fábrica de textiles.

Desde 1892, cuando William Grant fundó la destilería en la Balvenie New House, The Balvenie ha fusionado
la alquimia natural con la artesanía centenaria para hacer un Single Malt único en su tipo. Su carácter excepcional proviene de su proceso de elaboración. A continuación te contamos un poco más al respecto.

Foto: Cortesía

Cultivos propios

Cultiva su propia cebada en su granja Balvenie Mains, de la misma manera que siempre lo ha hecho; la única tecnología moderna que utiliza es una segadora cuando el cultivo está maduro para su cosecha. De hecho, es la única destilería en Escocia que todavía cultiva su propio grano.

Utiliza piso de malteado tradicional

Después de remojar la cebada en agua de manantial procedente de las colinas que están sobre la destilería, se esparce el grano sobre el piso para el malteado tradicional: se gira a mano hasta que la cebada malteada está lista para el horno, donde se seca con antracita y una cantidad de turba cuidadosamente seleccionada, agregando aún más complejidad a este whisky.

Emplea alambiques tradicionales de cobre

La forma y el tamaño de los alambiques de cobre son dos de los factores más importantes que afectan el sabor de The Balvenie. Éstos han variado muy poco desde que abrió la destilería y mantienen la misma forma “Balvenie Ball”, con un bulto o una bola de ebullición en la base del cuello de cisne, una característica replicada en el cuello de la botella también. Esto permite que los vapores tengan más tiempo para mezclarse antes de que lleguen a la punta.

Tiene un equipo fijo de barrileros

Algunas barricas necesitan ser “tostadas” para caramelizar el azúcar de madera, lo suficiente para abrir los poros, pero no tanto como para quemarlo demasiado. Ésta es una gran habilidad que se aprende en, por lo menos, cuatro años de práctica; por eso sus toneleros o barrileros trabajan de manera fija pues reparan, reconstruyen, llenan y sellan las barricas de whisky todo el día, todo el año, para mantener todo “a prueba de viento y agua” en todo momento.

Crea con su maestro de malta, David C. Stewart

Desde 1962 –a la edad de 17 años– Stewart comenzó a trabajar con The Balvenie y, durante un aprendizaje de 12 años, dominó las complejas habilidades necesarias para crear los mejores whiskies Single Malt. En 1983, creó The Balvenie Classic y actualmente preside el importantísimo proceso de maduración, participando en la creación de las exclusivas variantes de este preciado destilado. Stewart es el Malt Master más longevo en la industria del whisky escocés y nadie conoce el whisky como él.

La colección de The Balvenie contempla una gama de whiskies Single Malt elaborados por el maestro David C. Stewart, MBE, cada uno creado como una expresión única y hechos artesanalmente con pasión; como lo es The Balvenie Cask Finishes: colección a partir de la maduración en dos tipos distintos de barricas sucesivamente, un proceso patentado e iniciado por David en 1983 con The Balvenie Classic. Cada whisky tiene su propio sabor único, pero cada uno es sofisticado, lujosamente suave y destaca por el carácter distintivamente “mieloso” de The Balvenie: The Balvenie Doublewood 12 años, The Balvenie Caribbean Cask 14 años y The Balvenie Portwood 21 años.

Es por esta forma de creación que The Balvenie se convierte en el más artesanal de los whiskies escoceses de una sola malta, pues está hecho de manera tradicional, siendo fiel a sus raíces desde el inicio, y con la pasión de sus artesanos, quienes tienen un conocimiento profundo de los materiales y el deseo de hacer el mejor whisky posible. Su proceso de elaboración es una combinación de experiencia, habilidad y ambición. Artesanía en su máxima expresión.

También puedes leer: ¿Amante del whisky? En este tren podrás beber todo el que quieras

The Craftsmen Dinner

Para ahondar en estos procesos artesanales relacionados a la creación de The Balvenie, se llevó a cabo The Craftsmen Dinner; una cena-maridaje en donde la chef mexicana Elena Reygadas elaboró un menú exclusivo para maridar a la perfección con The Balvenie.

Primer tiempo: Almeja reina, tuna roja y xoconostle, con maridado con The Balvenie Doublewood 12 años.

Segundo tiempo: Costilla de res wagyu, que maridaba a la perfección con el elegante The Balvenie Caribbean Cask 14 años.

Tercer tiempo: Mil hojas de cebada y helado de lavanda, maridado con The Balvenie Portwood 21 años.

También puedes leer: El whisky, la carne kobe y el melón de Yubari son joyas protegidas por su lugar de origen

Cada uno de estos momentos fue guiado por Christiano Protti, quién acentuó cada uno de los procesos de elaboración del whisky, resaltando el trabajo puntual de los artesanos en Laguna, quiénes también hablaron de su pasión y convicción detrás del oficio.

Para saber más de the Balvenie, da clic aquí.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest