La ceremonia del pan comienza en el horno, con sus olores. Continúa cuando se saca y se lleva a la mesa, aún caliente. Cuando se parte, se comparte y se disfruta, completa su ciclo de vida perfecto.

En el nuevo Panio Atelier du Pain de San Miguel de Allende ya es posible disfrutar de esa fiesta, y es que a diferencia de los otras dos tiendas que ya existían en la ciudad, ésta aloja un pequeño taller donde se puede aprender a hacer pan junto a expertos maestros con un gran legado y conocimiento.

Lee el texto completo aquí.