Conoce a Lucio Usobiaga, la mente detrás del proyecto Arca Tierra

Lucio está revolucionando la agricultura en las chinampas a través de prácticas que regeneran la tierra, al mismo tiempo que provee con ingredientes de la más alta calidad a los mejores restaurantes de México.
lucio-usobiaga-arca-tierra

Apenas amanece y el sol ya empieza a evaporar lentamente la neblina que cubre los canales de Xochimilco. Aquí, rodeado por chinampas de abundancia inesperada a pocos minutos de la ciudad, navegamos hasta Arca Tierra, el proyecto del filósofo convertido en emprendedor y filántropo, Lucio Usobiaga, quien se ha dado a la tarea de regenerar el suelo no solo de Xochimilco, sino de varias zonas de producción a pocas horas de la Ciudad de México. ¿Cómo lo hace? Dejando atrás la agricultura convencional que ve el suelo como un sustrato inerte que sirve solo para extraer productos, y empleando una agricultura regenerativa que permite mejorar el suelo a través de minerales y composta, permitiendo una mayor retención de agua y absorción de carbono, mientras se cosecha. “Generar vida mientras crecen los alimentos”, detalla sobre su proyecto que, además, apoya a familias campesinas, promueve el comercio justo y busca que una alimentación de calidad se vuelva algo más accesible para quienes habitan en la capital mexicana.

También puedes leer: Experiencias gastronómicas al aire libre muy cerca de la CDMX

A principios del siglo XVI, los mexicas empleaban las chinampas como un método de cultivo que se extendía por los lagos y lagunas del Valle de México. En Xochimilco, Lucio está implementando este antiguo método de cultivo y ahora lo ha vuelto regenerativo: “Es tener en una misma cama de cultivo una flor, una lechuga, y una planta de origen asiático… eso nadie lo está haciendo en Xochimilco”, explica. Además, se utiliza un sistema de riego por aspersión —cosa rara en la zona—, que permite cultivar algunos de los ingredientes que abastecen a más de 110 restaurantes de la región.

Desde sus 23 años, Usobiaga empezó a interesarse en el tema de la agricultura, y prepararse entre maestros latinoamericanos como Nacho Simón, ingeniero agrónomo especializado en Microbiología y Agroecología; y Jairo Restrepo, ingeniero agrónomo, entre otros. “Me fui de voluntario a Brasil, Estados Unidos, y he conocido lugares de producción en Francia, España, Guatemala”, nos cuenta. Y ese conocimiento, además, lo comparte a través de cursos de agricultura orgánica y agroforestería, organizados en Arca Tierra y abiertos al público en general.

También puedes leer: Las chinampas son modelo de agricultura sostenible para el futuro, según la FAO

Lucio visita la chinampa dos o tres veces a la semana. “Me encanta venir, hay tantas cosas qué hacer y el paisaje…”, nos cuenta, quien con un equipo de 32 personas que conforman Arca Tierra, organiza experiencias y eventos. Y además se encarga de tejer las redes de campesinos entre todas sus zonas de producción, mismas que se extienden también en Tlalpan y Milpa Alta en la CDMX, así como en Puebla, Hidalgo y en el Estado de México.

Ahora, con Arca Tierra, Lucio quiere ver hacia el futuro y cambiar de manera positiva la manera en que consumimos, para así preservar el planeta y sus valiosísimos recursos. “El sistema alimentario tiene mucho qué mejorar, de hecho muchas de las enfermedades del mundo se derivan de una mala alimentación, y la agricultura puede ayudar a responder a esa problemática. Todos vamos en la misma arca, la Tierra. Es la casa de todos y tenemos que cuidarla”.

Para saber más de Arca Tierra, da clic aquí.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest