Conoce 1800 Milenio 5ª edición, un tequila hecho una obra de arte

Tequila 1800 presenta la nueva edición de Milenio, una obra intervenida por el artista mexicano Iñaki Bonillas.
tequila-1800

¿Qué tienen en común el tequila y el poeta francés Arthur Rimbaud? Pareciera ser que más de lo que nos imaginamos o, por lo menos, así lo demuestra la 5ª edición limitada de Tequila 1800 Milenio, intervenida por el artista mexicano Iñaki Bonillas, quien se inspiró, entre otras cosas, en la obra Les Iluminations, del autor simbolista.

También puedes leer: A Taste of Culture: la mejor experiencia sibarita con tequila en Los Cabos

No es la primera vez que Tequila 1800 sorprende con una colaboración así, porque si algo los ha motivado es impulsar el arte, el diseño y la cultura, sobre todo mexicanos. Desde 2017, esta marca ha invitado a diferentes artistas para plasmar sus obras sobre la botella y el estuche del Tequila 1800 Milenio, un extra añejo con 40 meses en barrica de roble francés utilizadas previamente para añejar coñac, que resultan en un tequila con un balance natural y una suavidad extrema.

Foto: Cortesía

Ocho mil botellas fueron el lienzo para que Iñalki enalteciera no solo el arte de hacer tequila sino las disciplinas que lo inspiraron para esta colaboración. El artista aprovechó su conocimiento y el acercamiento que tiene hacia la fotografía —la cual ve no como un hecho aislado, sino como un todo que une los elementos que la conforman (la cámara, la película, el obturador, el revelado, etc.)— para mostrar piezas con distintos procedimientos no-fotográficos.

También puedes leer: ¿Por qué los murciélagos son vitales para la producción de mezcal y tequila?

Bonillas tomó el estuche y la botella de Tequila 1800 Milenio para plasmar su obra “Un enjambre de hojas doradas que zumban”, un título que recuerda a una frase del poemario de Rimbaud: “El enjambre de hojas de oro rodea la casa del general”, y que Iñaki aplicó para destacar no solo el color ámbar del tequila sino el tono de la caja, en la cual toques dorados “iluminan” su superficie (tal y como sucedía con la práctica medieval de los llamados libros iluminados, nombrados así porque las letras pintadas en oro parecían encenderse a la luz de las velas). La experiencia cierra con la forma caja, ya que al abrirse se parece a la imagen de una flor de agave.

Los amantes del tequila y el arte ya pueden comprar una de estas botellas de 1800 Milenio edición Iñaki Bonillas en tiendas especializadas.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest