Chogosta: una golosina de tierra comestible de Veracruz

Proviene de Veracruz, tiene consistencia de mazapán y está en peligro de desaparición.
Chogosta, las golosinas hechas con tierra comestible de Veracruz

¿Te imaginas comer un puñado de tierra? Bueno, la chogosta es un dulce típico de Jáltipan, en Veracruz, se elabora a base de un barro comestible que se encuentra de manera natural en esta área. Aunque hoy su consumo es cada vez más escaso, pues solamente las personas mayores conocen la receta, la chogosta está muy ligada a la cultura del lugar.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

¿Cómo se hace la chogosta?

Para encontrar la arcilla con la que se elabora este dulce, hay que extraerla de montículos a varios metros de profundidad e incluso de manantiales. El barro es color rojizo a blanco.​ Los recolectores de barro se denominan “chogosteros”, ellos recogen la materia prima, la trituran y amasan el polvo junto con un poco de agua para formar una masa. Luego se deja fermentar y se hacen bolitas de 5 a 10 cm, que se ahuman durante 3 a 5 días en una parrilla con leña de encino. Aunque las bolitas de chogosta no tocan el fuego, se suelen ahumar hierbas aromáticas para darles fragancia a los dulces.

Chogosta: una golosina de tierra comestible de Veracruz
Foto: Wikimedia Commons

¿A qué sabe?

Tiene un ligero sabor ácido gracias a la fermentación, predomina el sabor ahumado con matices herbales y minerales. Es de textura chiclosa y consistencia compacta, por sus componentes se puede desmoronar como el mazapán.

Advertencia

La chogosta se debe consumir moderadamente, ya que está hecha con barro, por lo que tiene grandes concentraciones de minerales y puede provocar daño renal.