Justin Chapple le da un giro al clásico Sundae de durazno, donde aprovecha el sabor ahumado que la parrilla le da a las frutas, en especial a este Sundae de piña y durazno con capas de helado de vainilla. La salsa tradicional la reinventa con frambuesas azucaradas a la parrilla. Sin embargo, si no tienes parrilla lo puedes preparar en un sartén de hierro fundido.

    • Prep Time30 min
    • Cook Time50 min
    • Total Time1 hr 20 min
    • Yield6

      Ingredientes

      • 350 gramos de frambuesas frescas
      • 2 cucharadas de azúcar granulada
      • 1 cucharada de jugo de limón
      • 1 pizca de sal de mar
      • 2 duraznos medianos cortados en rodajas finas
      • 2 rodajas de piña fresca delgados
      1

      Precalienta la parrilla a fuego alto. Sobre 2 hojas de papel aluminio de uso rudo, coloca las frambuesas y el azúcar, pon sobre la parrilla (sin cubrir), revuelve constantemente, hasta que estén jugosas -por 8 minutos. Transfiere las frambuesas y el jugo a una licuadora y deja enfriar por completo. Agrega jugo de limón y una pizca de sal marina, licua hasta que esté muy suave. Transfiere la salsa de frambuesa a un recipiente hermético y refrigera hasta que esté fría, aproximadamente 30 minutos.

      2

      Mientras tanto, coloca las rodajas de durazno y las rodajas de piña en la parrilla (sin tapar) hasta que estén ligeramente carbonizadas, de 3 a 4 minutos por lado. Transfiere a una superficie plana y dejar enfriar por completo. Corta la piña en cubitos.

      3

      Haz capas de helado, piña y durazno, cubre con la salsa y espolvorea con sal de mar, sirve inmediatamente.

      Prepara con anticipación:

      La salsa de frambuesa y las frutas a la parrilla, se pueden preparar y refrigerar durante la noche.