Ahora que las temperaturas suben y las ganas de hacer una buena carne asada también, te proponemos voltear la mirada al oriente… o por lo menos, al barrio coreano de la CDMX en donde los cortes marinados tradicionalmente con soya se preparan en una parilla instalada en tu mesa. Aquí te contamos sobre algunas opciones.

BIWON

Es el BBQ coreano de más tradición y por buenas razones: no solo por la gran calidad de carne, especialmente la costilla marinada de importación cortada por el carnicero de la casa, sino por sus sides o pancha.

Destacan el kimchi, la ensalada de manzana, el nabo encurtido y las setas. Además, utilizan carbón en sus estufas empotradas en las mesas, para darle ese toque ahumado que hace que todo sepa mejor.

Es un lugar amigable para el curioso que nunca ha probado comida coreana y que quiere dar sus primeros pasos.

Foto: Girls on food

Dirección: Florencia 20, Juárez, CDMX.

Goguinara

Tras cinco años, Goguinara se ha vuelto la opción de BBQ preferida no solo por los adolescentes fanáticos del K-Pop que visitan la Zona Rosa, sino por los oficinistas de Reforma que pueden probar su buffet de carnes que cambia diario.

Ahora, si quieres una experiencia más auténtica, prueba el hangjungsal, el tocino marinado favorito de la comunidad coreana. Un punto extra a favor de Goguinara es que puedes comprar sus cortes por kilo y llevártelos a casa.

Dirección: Génova 20, Juárez, CDMX.

YOUNG BIN KWAN

Foto: José Pablo Vega Villanueva

De entrada, este lugar presenta los sospechosos comunes del BBQ coreano: costilla en soya preparada en casa, rib eye, el clásico tocino a la plancha y la falda marinada con sabor ligeramente dulce.

Pero lo que más nos gusta de aquí es su terraza: grande, agradable, perfecta para comer lento, disfrutar de los cortes y los acompañamientos tradicionales mientras imaginas que no hay prisas, ni tráfico, ni preocupaciones.

Dirección: Copenhague 28, Juárez, CDMX.

NADEFO

Nadefo puede ser intimidante: un montón de mesas con grandes extractores de humo que le dan un aire industrial, ocupadas por grupos inmensos de coreanos. Sin embargo, basta probar el rib eye marinado para que te sientas en casa. A final de cuentas cuando la carne en todas sus variedades -desde la clásica costilla hasta las tripas que también puedes pedir a la parrilla- es la reina, todo lo demás es adorno. Ojo: el BBQ se sirve mínimo para dos personas, así que ve acompañado y con mucha hambre.

Dirección: Liverpool 183, Juárez, CDMX.