¿Estarías interesado en pepinillos de frutas tropicales, una sandía de color amarillo con piel rallada o avena con sabor a pastel de cumpleaños? Walmart espera que sí. La compra de Whole Foods por parte de Amazon ha generado grandes ramificaciones para la industria de productos comestibles, pero aún más grande podría ser el impacto de Walmart. A comparación de las tiendas tradicionales que ahora tendrán que competir con Amazon en la venta de comida, Walmart ya se encontraba compitiendo con Amazon en la venta de casi todos sus productos. Ambas marcas se han presentado como un outlet en donde puedes conseguir de todo, -bueno, no todo, pues Walmart lleva ya algunas décadas vendiendo productos comestibles. Ahora que Amazon ha alcanzado a dar este gran paso en la industria de productos alimenticios, Walmart está buscando formas de mostrarse diferente ante la competencia, al crear productos únicos.

 

Julia De Witt, anfitriona de NPR’s Planet Money, fue invitada recientemente a los cuarteles de Walmart en Bentonville, Arkansas, hogar del departamento culinario y el centro innovador de la empresa. Ahí ella pudo conocer todo acerca de los productos en los que Walmart ha estado trabajando con tal de separarse del resto de su competencia y así poder mantener a sus clientes.

 

De esos productos el “Tropickle” un largo pepinillo rojo de frutas tropicales fue “inspirado en pepinillos similares que puedes encontrar en una parrillada en Mississipi” dijo July. Fue el producto más discutido, en gran parte porque es realmente muy distinto y ya se encuentra a la venta.

 

DeWitt también conoció a Víctor Verlage, un empleado del departamento culinario y del centro de innovación, quien ha intervenido con los nuevos productos. El fue quien la presentó con la nueva sandía amarilla con piel rallada. También le explicó la importancia de los nuevos productos, tales como la sandía. “Cuando un pedazo de fruta o comida tiene una apariencia extraña, al principio, a la gente le cuesta probarlo” dijo Verlage. “Pero si ponemos muestras en la tienda, y lo aman, entonces se vuelve tu mejor amigo por que tu hijo te dirá, mamá, traeme la sandía amarilla que tanto me gusta, y es fácil de localizar”.

 

La batalla por productos únicos habla acerca de una batalla mucho más larga acerca de los productos que se pondrán en venta. Los suficientemente irónico, cuando dos tiendas tienen todo lo que pudiste soñar, las pequeñas cosas que podrías conseguir en una o dos, se convierten en algo mucho más importante. Como señala DeWitt “todo podría reducirse a un pepinillo”.