¿Qué son los bolis y cómo puedes prepararlos en casa?

Aprende a preparar uno de los postres más refrescantes y fáciles.

abril 15, 2021

¿Qué son los bolis y cómo puedes prepararlos en casa?

Foto: Unsplash

Bolis, hielitos, bambino, chupps, congeladas… existe una gran variedad de nombres para referirse a estos refrescantes tentempiés, pero lo que no cambia es que son refrescantes y deliciosos.

Los bolis básicamente son un tipo de helado que se prepara a partir de jugo de frutas naturales o mezclas con leche y saborizantes; su característica principal es que viene presentada en una bolsa de plástico, que se rellena con el líquido o mezcla seleccionada, para después sellarse y congelarse.  

Desde hace décadas, los bolis son conocidos y preparados en diferentes partes de Latinoamérica, en donde se consumen principalmente durante la época de calor —aunque hay zonas donde están disponibles todo el año—. La magia de la receta de los bolis es que puedes usar una misma receta base para preparar opciones de diferentes sabores.

También te puede interesar: ¿Qué es y cómo se prepara el chamoy?

Aunque los sabores “originales” (si es que a esta creación popular podemos adjudicarle un principio) son los de vainilla y rompope, actualmente puedes preparar de todos los sabores que quieras.

Si prefieres los bolis con un toque más frutal que te dé una sensación tropical refrescante, usa agua natural como base e incluso añade algunos trozos de fruta a la mezcla; mientras que si lo quieres un poco más cremoso, la base debe ser a partir de leche o yogur.

Ahora bien, para reducir la contaminación, puedes usar bolsas biodegradables o reutilizables, aunque en caso de que no tengas, puedes usar moldes para paletas heladas y el resultado será parecido.

También te puede interesar: Toppings caseros para tus helados y postres

bolis-tradicionales
Foto: Wikimedia Commons

Cómo preparar bolis caseros

Ingredientes:

  • 1 litro de leche (o agua)
  • 3 cucharadas de rompope, esencia de vainilla, saborizante de tu preferencia (si usas agua, puedes usar jugo natural de la fruta que prefieras)
  • ¾ tazas de azúcar

Procedimiento:

Mezcla la leche con el azúcar y la esencia o saborizante, hasta que quede todo integrado y el azúcar se diluya completamente. Sirve en las bolsitas o recipientes, cierra y congela.

Síguenos en Google News para mantenerte informado

Artículos relacionados