La mágica historia del Champagne

Descubre los secretos detrás de esta brubujeante bebida
copas-de-champagne


El champagne es una de esas bebidas mágicas que guarda cientos de historias, ligada con el sentido de celebración desde las épocas más antiguas de la sociedad, ha evolucionado para ser un producto de excelencia culinaria, pero ¿cómo llegó a ese prestigioso lugar?

Este vino espumoso tuvo su origen en los monasterios de la región francesa que lleva el mismo nombre, donde a finales del siglo XVII, un monje benedictino francés creó el método para fabricar lo que hoy conocemos como champagne.  

En 1927 la denominación de origen de esta bebida se restringió al tipo de uvas tradicionales de Champagne: pinot noir, meunier y chardonnay, pinot blanc, pinot gris, arbanne y petit meslier. De acuerdo con Gina Estrada, sommelier y embajadora de Piper-Heidsieck y la vinícola El Cielo, actualmente son tres las uvas principalesvon las que se elabora: pinot noir, meunier y chardonnay.

Gina Estrada compara el champagne con los diamantes, pues todos son buenos, solo difieren en su composición “debido a que la apelación de origen controlada del champagne es muy estricta, todas las casas tienen procesos muy cuidados, claro que hay unas mejores que otras, pero qué es lo que hace el champagne para ser bueno, pues es que está tan regulado, tan legislado que todas son buenas”.

Entonces ¿cuál es el verdadero secreto de esta bebida lujosa? Gina nos dice que la diferencia entre una marca y otra radica, entre otras cosas, en qué porcentaje de uvas mezclen para lograr el mismo perfil, así como el tipo y tiempo de segunda fermentación que tienen dentro de la botella que es donde se forman las burbujas del champagne, esto es precisamente lo que le da los aromas y una tipicidad que ningún otro vino espumoso posee.

También te puede interesar: Dos vinos de la bodega Cepa 21 que vale la pena probar

Gina-Estrada-con-champagne
Foto: Cortesía Vinicola El Cielo

Producir un champagne no es cualquier cosa, las casas más reconocidas a nivel mundial cuentan con cientos de años de historia como Piper-Heidsieck que tiene unos 235 años de antigüedad, siendo una de las 10 maisons de champagne más grandes del mundo y ha ganado premios mundiales, el más reciente en 2020 del Concours Mondial de Bruxelles al Champagne Revelación Mundial.

La sommelier describe la producción del champagne como una obra de arte compleja, pues nos indica que el enólogo llega a mezclar hasta 100 terruños diferentes para lograr el mismo perfil año tras año. Por ejemplo, Pipper-Heidsieck, cuenta con un blend aproximado del 50% pinot noir, 30% meunier y 20% chardonnay, envejece unos 24 meses y toma otros 6 más homogeneizarlo para que llegue al mercado, lo que significa que para que tú tengas una botellas, por lo menos pasaron unos 30 meses.

También puede interesarte: Aprende a identificar los vinos de postre

“Puedes llegar a tener muchos aromas de peras, manzana, manzana roja, aromas de pan, notas de almendra, pan tostado y limón, flores blancas, lo que permite un espectro de mardiaje y armonización amplio”.Sommelier Gina Estrada

Solemos relacionar el champagne con los momentos de celebración, pero es momento de verlo como una bebida para nuetro día a día, Gina Estrada nos dice que las ocasiones especiales las hacemos nosotros y esta bebida va prácticamente con todo, de acuerdo con la sommelier, podemos maridarla muy bien con sushi, sashimi, ceviches, pollos cremosos, postres cítricos y hasta con la comida mexicana como los chiles en nogada.

Síguenos en Google News para mantenerte informado