¿Dónde comer en San Petersburgo?

san petersburgo

El mundial es en Rusia, pero en esta parte del planeta los goles los meten también en la mesa: una nueva generación de cocineros viene rescatando y reinventando su cocina. Esta es una selección de los LUGARES más interesantes que conviene visitar.

Tartarbar

La dupla conformada por Dmitry Blinov y Renat Malikov viene acaparando titulares desde que abrieran el relajado Duo Gastrobar, un establecimiento que tenía el mérito de introducir técnicas contemporáneas en platos que privilegiaban la frescura de los ingredientes y el balance en el sabor. El éxito los ha llevado a probar suerte con un segundo local, mucho más ambicioso. El Tartarbar busca reflejar, desde la arquitectura, la apertura y transparencia de su cocina, con instalaciones que no permiten que nada escape a la vista de los comensales. La desnudez del producto se expresa en buena parte del menú a través de preparaciones crudas que revisan clásicos de la restauración local como el tartare, y tienden puentes con otras culturas a través de carpaccios, ceviches y tatakis, entre otras. El resto está dedicado a la casquería: cola, sesos, riñones y corazones se lucen aquí en todo su esplendor. Al momento es el restaurante más comentado de la ciudad.

St. Petersburgo, Vilenskiy pereulok, 15. Tlf. +7 (911) 922-56-06

The Repa

No solo se vive de futbol. Una buena razón para visitar San Petersburgo es ver una obra en el teatro Mariinsky y luego recorrer este establecimiento ubicado en lo que fuera el icónico Backstage –lugar de residencia de la bohemia local y de paso obligado de leyendas como el fantástico tenor Luciano Pavarotti, cuya firma se preserva en una de las paredes–. La cocina, de la mano de Igor Zorin, reinventa la tradición rusa poniendo el foco en la despensa. El menú se basa en productos de pequeños productores de diferentes regiones de ese país y un repertorio de recetas tradicionales olvidadas en la era soviética y que vuelven a la vida. No solo la comida es exquisita: la carta de bebidas es una de las más abundantes de la ciudad, e incluye algunas etiquetas de destilados premium imposibles de encontrar en otros establecimientos así como vinos rusos de Crimea.

Una publicación compartida por The Repa (@therepa_rest) el

St. Petersburgo, Teatralnaya ploshchad, 8/10. Tlf. +7 (812) 640-16-16

Mansarda

Mansarda toma su nombre de las viejas ventanas barrocas que se disponían como techo, un calificativo apropiado para este pedazo de modernidad enclavado en el centro histórico de la ciudad. La vista es impresionante –da al domo de la famosa catedral de San Isaac, un monumento de obligada visita por el meticuloso cuidado puesto en sus mosaicos, idéntico al que se encuentra en este establecimiento, desde la cubertería hasta los platos–. La carta, de Alexander Belkovich, tiene una mirada cosmopolita europea con toques de distintos rincones de Asia, principalmente Japón y China. Una buena manera de empezar a recorrer la ciudad por las nubes.

St. Petersburgo, Pochtamtskaya ulitsa, 3-5 Tlf. +7 (812) 640-16-16

Terrassa

Otro restaurante de vista panorámica, solo que mucho más informal, es el famoso Terrassa, localizado frente a la catedral de Nuestra Señora de Kazán, dedicada al icono más venerado de Rusia. Con idéntica devoción asiste el público local a esta terraza en la que el ambiente es relajado y festivo, justamente lo contrario a una misa. La carta, que ha hecho fama entre el público local como un lugar de celebración cotidiano, incluye clásicos rusos, pero sobre todo cocina internacional de todos los rincones del mundo, principalmente China, Japón, Tailandia, Francia e Italia, todos cuidadosamente elaborados y sin pretensiones. Un respiro que agradecerá el turista, mucho más el peatonal, que busca relajarse con una bonita vista.

St. Petersburgo, Kazanskaya ulitsa, 3. Tlf. +7 (812) 640-16-16

Cococo

Cococo –o Kokoko, según quien traduzca– es el sonido que hacen las gallinas, pero también uno de los establecimientos más aclamados de la cocina contemporánea rusa. Dirigido por Ivan Grishechkin y ubicado en el hotel W, es uno de los favoritos del público gastronómico local. Tal vez tenga que ver el interesante rescate que hace de tradiciones por muchos años pasadas por alto, como las de la cocina siberiana: aquí reinterpretan el suguday, una preparación de pescado crudo marinado en vinagre con cebollas silvestres. ¿Algún sabor le recuerda al ceviche? Es posible: para hacerlo emplean la acidez de las manzanas antonovka y el picante de la adjika, una salsa georgiana de pimientos y especias molidos con sal.

Una publicación compartida por #kokokospb (@kokoko_spb) el

St. Petersburgo, Voznesensky Ave, 6, Tlf: +7 812 418-20-60

Hamlet + Jacks

El restaurant de Evgeny Vikentev apela al público joven con una cuidada propuesta de valor en los platos que su generación conoció solo de oídas: lo suyo es una reinterpretación de los clásicos que hicieron fama antes de la revolución rusa, invenciones que durmieron en recetarios y que ahora despiertan para el paladar contemporáneo. Otro detalle interesante lo constituye su apuesta por los vinos: aquí la carne de venado de Siberia y el pescado de Murmansk se acompañan con vinos de pequeñas bodegas, principalmente orgánicas o biodinámicas. En definitiva, una apuesta por la pureza y la tradición bajo la óptica de la nueva cocina rusa.

St. Petersburgo, Volynskiy pereulok, 2. Tlf. +7 (812) 907-07-35