El gravy es uno de los mejores amigos del pavo: le añade jugosidad, color y sabor. Pero si cada año preparas lo mismo y piensas que es momento de innovar, te damos algunas sugerencias deliciosas que, por textura y por gusto, le van como anillo al dedo al ave favorita de la Navidad.

Mira las opciones en la siguiente galería:

1.Compota de manzanas con cardamomo.

Sólo cuécelas a fuego lento con canela, azúcar, jugo de limón y cardamomo hasta que queden tiernas.

2.Camotes rostizados con miel maple.

¿Quieres que los camotes sepan a gloria? Antes de meterlos al horno sazónalos y rocíalos con maple, canela y aceite de olivo.

3.Puré de papas con queso de cabra.

A la hora de machacar las papas, incluye, además de la mantequilla y tus sazonadores favoritos, un buen trozo de queso de cabra y cebollín.

4.Zanahorias glaseadas con perejil.

Un toque de miel, canela y nuez moscada cambiará el sabor de las zanahorias. Cuando las sirvas hazlo con un trozo de mantequilla y perejil.

5.Cacerola horneada de papas y queso Monterrey.

No olvides rallar suficiente cantidad de queso Monterrey tanto en la mezcla cremosa de tu soufflé de papas como en la cubierta.  

6.Mac and Cheese crocante.

Termina tu receta favorita de mac and cheese cubriendo el molde con pan molido salteado en mantequilla. Cuida que no quede muy fino para que se sienta lo crujiente.

7.Puré de camote con malvaviscos

Dale un giro inesperado y muy goloso al puré de camote cubriéndolo con canela, nueces y malvaviscos, antes de meterlo al horno.

8.Brócolis gratinados.

Tan fácil como preparar una salsa de quesos y agregarla a unos brócolis ya cocinados, antes de meterlos al horno. Reserva un poco de la salsa por si alguien pide más.